Carolina Bouquet participa en «Mujeres que Lideran» una entrevista sobre el Día de la Mujer

Con motivo del Día de la Mujer, el programa URG Emprende ha seleccionado a Carolina Bouquet para esta iniciativa que visualiza el papel de la mujer emprendedora con una entrevista donde se profundiza acerca de la relación entre ser mujer y emprender.

La entrevista ha sido publicada en un vídeo que mostramos a continuación, seguido de la transcripción de las respuestas de Carolina Bouquet.

Transcripción de la entrevista de Carolina Bouquet:

«Buenos días, Soy Carolina Guadalupe, mi empresa es Carolina Bouquet, me dedico al sector de las flores, del arte, de la escenografía también, y llevo 25 años en el sector, en esta aventura que me apasiona y, aunque hayan pasado tantos años, tantos días, tantas horas, sigo con la misma ilusión desde el principio y con ganas de seguir para delante.»

¿Qué te llevo a tomar la decisión de emprender?

«Empecé hace 25 años, no sabía muy bien por dónde empezar a crear y que iba a pasar. Lo que sí tenía eran muchas inquietudes, desde el principio, en que lo que yo pudiera realizar fueran cosas que fueran adentrándose en la cultura granadina como una revolución y empecé a experimentar con las flores y con el arte.»

¿Tu entorno te respaldó cuando decidiste montar tu empresa?

«Ni mi familia venía del mundo empresarial, ni mi entorno. Entonces, estaban las salidas profesionales muy encauzadas, y, la verdad que no, que fue una aventura absolutamente realizada por mí, y aquí sigo. Hoy el panorama ha cambiado bastante gracias a Dios.»

¿Crees que, como mujer, tienes más dificultades en el mundo de la empresa?

«El inicio mio cuando comencé, joven, en un mundo de varones, fue muy complicado. Ser respetada me ha costado un bagaje, un tiempo, y no solo a nivel profesional. Ser respetada como una persona que también tenía derecho a montar su propia empresa, y ser femenina y joven. Pero gracias a Dios, pese a las dificultades, al llevar una trayectoria larga, considero que he ido venciendo, con arte, estas dificultades. Es cierto que la conciliación familiar, en nuestro caso, es terrible, absolutamente terrible para ser empresaria. Nadie te entiende, no hay cabida para que se puedan dar estas dos cosas. Es imposible ser empresaria y madre y 100% en todo, es muy complejo. Y ahí deberíamos ser todos un poco más empáticos. Nosotras podemos existir, somos madre y somos empresarias.»

¿Qué aporta el liderazgo femenino?

«Yo soy muy exigente, entiendo que las señoras que nos dedicamos a ser empresarias somos, excesivamente, o tratamos de ser muy disciplinadas, y aguantamos perfectamente carros y carretas y, con eso contamos casi desde que nacemos. Entonces, entiendo que esa apertura de mente y esa disposición para enfrentar los problemas quizá sea muy femenino, como heredado ancestralmente. Independientemente, quiero decir que los señores pueden ser maravillosos líderes, yo tengo conocidos maravillosos líderes. Entiendo que va mucho con la persona, quizás siendo mujer, entiendo que, genéticamente, arrastramos esa capacidad de ser empática y de aguantar las situaciones y resolverlas. No hay un no. Ese no se tiene que transformar en un sí. No cabe en nuestra cabeza el no.»

Si no fueras empresaria ¿A qué crees que te dedicarías?

«No hay respuesta. La respuesta es que seguiría siendo lo que soy. De hecho, cada día es un reto. El llevar una empresa es llevar encima el peso de una responsabilidad terrible. No solo una responsabilidad hacia ti misma, sino una responsabilidad hacia los demás, a la gente con la que trabajas, al fin del proyecto que vayas a realizar, es decir tus clientes. Tienes que estar entrenada para eso, y yo no entiendo mi vida sin mi empresa, de hecho, mis miras son avanzar y seguir creciendo hasta el final.»

¿Cómo valoras que haya programas de apoyo al emprendimiento como UNIVERGEM?

«Yo me imagino que la gente de ahora tiene que utilizar estas herramientas, y así va progresando la humanidad. Me encanta que se apoye tranquilamente, naturalmente, a las mujeres y que nos tengan en cuenta para desarrollar proyectos interesantísimos que podemos realizar. Admiro y valoro a la gente que se dedica a esto, que quiere emprender y que tiene los recursos. Felicidades.»

¿Dónde te ves a ti y a tu empresa en 10 años?

«Actualmente, después de la situación que estamos viviendo, desgraciadamente, con la pandemia, yo no me he venido abajo, no ha podido conmigo esta situación. Yo suelo crecer ante las adversidades y, entiendo y tengo un compromiso de jubilarme, si es que me jubilo, en la cumbre del Olimpo, con todo el éxito que pueda. Es decir, que me queda mucho trabajo por recorrer. Siempre he sido revolucionaria y me moriré siendo revolucionaria, y no quiero bajarme de donde estoy. Me veo en progreso, hoy ya me veo en progreso. En diez años, seguramente que sí, si las condiciones me lo permiten.»

¿Qué consejo darías a las mujeres que se estén planteando emprender?

«Antes que nosotras siempre ha habido grandes empresarias que han estado en la sombra, que no se han mencionado, y que tenemos una oportunidad bellísima ahora de poder hacernos ver. Sí me gustaría decir primero, que jamás se vieran vencidas. Para no verse vencidas deben estar arropadas.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Ir arriba
Abrir chat